Unión de Consumidores de Castilla y León - UCE
¡Cada día más necesarios!

visitante nº:

jueves, 14 de Diciembre de 2017

PREFERENTES

Estas declaraciones se enmarcan en el procedimiento de investigación llevado a cabo por la Fiscalía de Valladolid a raíz de las múltiples denuncias efectuadas por la Unión de Consumidores de Castilla y León ante la misma contra  Caja España-Duero Banco Ceiss por presunto Delito de Estafa entre otros.

Es la progresión en la investigación y única investigación policial a esta escala ordenada por al Fiscalía de Valladolid, que se produce en España en la comercialización masiva de este producto complejo a clientes minoristas.

Supone reforzar la persecución fiscal y policial de las presuntas acciones delictivas cometidas por los órganos directivos y empleados de las cajas en la colocación masiva de productos financieros complejos en un sector amplísimo de la población que no cumplía con las capacidades para comprender lo que estaban suscribiendo. Para ello medió abuso de confianza en clientes fieles de las entidades beneficiadas.

Los Consejos de Dirección diseñaron estas estrategias masivas de financiación irregular a costa de pequeños ahorradores, clientes fieles y confiados de toda la vida, sabiendo de antemano que suscribirían los productos en atención a esa confianza y sabiendo las entidades, en este caso Caja España Duero que no cumplirían los requisitos de conveniencia e idoneidad que exige la Ley.

Pese a ello decidieron  colocar las preferentes y la deuda subordinada, productos de alto riesgo financiero diseñados para profesionales financieros, en economías domésticas de pequeños ahorradores conservadores en una intolerable acción perfectamente diseñada, ajena a los mínimos principios éticos y legales de buena práctica bancaria y de los derechos que amparan a los consumidores.

La única intención de las entidades Caja España y Caja Duero (después fusionadas) fue la de dar solvencia a sus entidades y sanear sus balances, cuando no podían acceder para su financiación a los mercados exteriores, a costa de sus clientes.

Existen claros indicios de delito de estafa por el engaño fragrante a que se sometió a miles de perjudicados.

La Unión de Consumidores vuelve a agradecer la profesionalidad, el esfuerzo, tenacidad y consideración de la Fiscal Jefe de Valladolid, Doña Esther Pérez, confiando en el apoyo de la Fiscalía General del Estado a la actuación en la investigación que está llevando a cabo.

Es la hora de Jueces, Fiscales y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para investigar y dar cumplida respuesta a los perjudicados de este engaño masivo, sin precedentes en España y en el resto de la Unión Europea, que ni entienden ni pueden comprender como hoy no hay ningún culpable procesado y su dinero reembolsado sin más trámite.