Unión de Consumidores de Castilla y León - UCE
¡Cada día más necesarios!

visitante nº:

jueves, 17 de Enero de 2019

INFORMARSE EN VACACIONES

Una parte importante de los ciudadanos aprovechan los días de vacaciones para realizar un viaje o disfrutar de unos días de descanso cerca de la playa. Las ofertas de las agencias de viaje son muy amplias y para todos los gustos. La Unión de Consumidores de Castilla y León con el objetivo de orientar a los ciudadanos e informarles de sus derechos si realizan un viaje o alquilan un apartamento, recomienda:

Los usuarios que disfruten de algún viaje en estas fechas o contraten el alquiler de un apartamento turístico tienen que tener claro sus derechos y como ejercerlos.

ALQUILER DE APARTAMENTO TURÍSTICO

En el precio de alquiler del apartamento turístico siempre están comprendidos los servicios de conserjería y recepción, reparaciones y mantenimiento y los suministros de agua, energía eléctrica, combustible. También están incluidas en el precio la utilización de las instalaciones de parques infantiles, piscinas, jardines y terrazas comunes. Cuando las empresas ofrezcan otros servicios complementarios no incluidos en el precio del apartamento, deberán dar la debida publicidad a los precios de los mismos y no será obligatoria su utilización por el cliente.

Tener en cuenta que la empresa puede exigir que los clientes anticipen como señal, salvo en pacto contrario, como máximo un 25% del precio global del alojamiento.

 Si se anula la reserva, la empresa deberá devolver la suma recibida como señal, pudiendo retener como indemnización: el 10% cuando la anulación se efectúe con una antelación de más de 30 días al fijado para ocupar el alojamiento; el 50% cuando se realice con una antelación entre 7 y 30 días; y el total de la señal si la anulación se produce con menos de 7 días.

VIAJE COMBINADO

En el caso de contratar un viaje combinado la agencia tiene la obligación de facilitar al consumidor un programa o folleto informativo, claro y preciso sobre la oferta y condiciones del viaje y si se produce algún cambio en las condiciones descritas en el folleto el consumidor puede exigir las condiciones que aparecían en el folleto publicitario.

El contrato se formaliza por escrito y el consumidor tiene derecho que se le informe de forma comprensible de las cláusulas del contrato antes de su firma, y a recibir una copia del mismo.

Si la agencia modifica las condiciones del contrato, el consumidor puede cancelar el viaje y por lo tanto cobrar las cantidades abonadas o aceptar los cambios y su repercusión en el precio.

Indemnizaciones al consumidor: 5% del precio del viaje si los cambios se producen entre 2 meses y 15 días antes de la fecha de inicio 10% si se produce entre 15 y 3 días antes y 25% si se anuncia en las 48 horas anteriores .

Si la agencia cancela el viaje el consumidor tiene derecho al reembolso o viaje equivalente y además de la correspondiente indemnización, salvo causas de fuerza mayor o que el número de personas inscritas sea inferior al indicado en el contrato.

En caso de que sea el consumidor quien desista del viaje solicitado o contratado tiene derecho a la devolución de los pagos efectuados con indemnización a la agencia de viajes en los términos siguientes:

Pago de los gastos de gestión y de anulación si los hubiere y una penalización variable según la antelación con que se avise a la agencia.

5% del total del viaje si se produce con más de 10 y menos de 15 días antes de la fecha de comienzo del viaje, un 15% entre 3y 10 días, 25% en las 48 horas anteriores a la salida y de no presentarse a la salida el consumidor abonará el importe total del viaje, incluso las cantidades pendientes, salvo acuerdo contrario.

Si la anulación se debe a causas de fuerza mayor, el consumidor tiene derecho a recuperar las cantidades pagadas.

Si durante el viaje no se suministra una parte de los servicios previstos en el contrato, la agencia de viaje deberá subsanar estos problemas para poder continuar el viaje o facilitar el regreso al lugar de origen.

Por último, la Unión de Consumidores de Castilla y León recomienda que ante cualquier problema dejar constancia de la queja en el lugar en que se produzca solicitando la hoja de reclamaciones que tienen obligación de facilitar al consumidor, y posteriormente una vez en el lugar de origen remitirla a la Administración competente, o a una Asociación de Consumidores para que sea tramitada.