Unión de Consumidores de Castilla y León - UCE
¡Cada día más necesarios!

visitante nº:

jueves, 14 de Diciembre de 2017

INFORME GASTOS PRIMERA COMUNIÓN 2017

 

Del informe elaborado por la Unión de Consumidores de Castilla y León sobre el gasto que debe afrontar una familia en nuestra comunidad ante la celebración de una Primera Comunión, se desprende que supone un serio contratiempo para la economía doméstica.

EL DESEMBOLSO SE SITÚA SOBRE LOS 2000 € SOLAMENTE CON LO BÁSICO.

EL PRECIO DEL BANQUETE HACE QUE LOS GASTOS EXPERIMENTEN UNA TENDENCIA AL ALZA DE MEDIA SUPERIOR AL 4% RESPECTO AL AÑO PASADO.

Valladolid, mayo 2017. La celebración de la Primera Comunión implica un importante desembolso para aquellas familias que van a celebrarla y a su vez en ocasiones un se convierte en un significativo endeudamiento, más aun cuando aún persisten las dificultades económicas derivadas de la crisis.

Esta ceremonia que ha adquirido, a nivel de gasto, una notable importancia en la economía familiar teniendo en cuenta su organización y presupuesto, para una media de veinticinco invitados se encuentra sobre los 2.000€.

Con respecto al año anterior se aprecia una tendencia al alza en los precios superior al 4%, si bien hay que precisar que ello es debido en exclusiva al alza en el coste de la comida pues en cuanto a la ropa prácticamente se mantiene.

A pesar de todo el gasto total se contiene a través de un control más férreo del mismo; especialmente en la elección del vestido y más en los complementos, incluso en los reportajes del evento llevándolos a cabo algún familiar; y lo que es más interesante, buscando y comparando más los precios del mercado, lo que favorece las opciones de elección.

Todos los preparativos para este día tan señalado empiezan con bastante antelación y normalmente lo que se elige con más cuidado el traje del niño o niña, encontrando en el mercado gran variedad de modelos y de precios.

Como gastos más relevantes en el informe aparecen los del banquete seguido del vestuario y los complementos, a los que se añaden los recordatorios, el reportaje fotográfico y la peluquería.

En cuanto al vestuario, en el caso de las niñas, el vestido supone de media los 315 € ( algo inferior al año anterior). Aunque los precios varían dependiendo de la tela del vestido y el trabajo que lleve. Los complementos también adquieren un significado importante, por lo que habría que añadirlos a los gastos. Un adorno para el pelo puede costar de media 25 € y complementos como guantes o bolsos se acercan a los 40 €. A sumar también está la peluquería, aunque esto depende más de la localidad y el establecimiento en concreto, si bien podemos encontrar desembolsos que oscilan entre los 20 y 60 €.

Para el niño, la ropa suele ser más barata, además hay una mayor diversidad dependiendo del tipo de traje que se escoja. Un traje de almirante tiene un precio medio sobre los 225 €. Mientras que un traje de marinero está en los 160€, entre los dos precios se sitúa un traje de calle, al que a su vez se le saca más utilidad.

Los complementos comunes entre niño y niña adquieren singular importancia en cuanto al gasto. Así la tradicional medalla o cruz de oro, que dependiendo del tamaño y los Kilates, tiene un precio medio que ronda los 225€ (aquí se ha notado una pequeña subida), aunque también podemos encontrar una medalla que nos hará similar servicio, incluso por 60 €, junto con el rosario o la Biblia que suponen 60€ y 35€ respectivamente, aunque estos precios se mantienen, si se suman al presupuesto éste se incrementa sustancialmente.

De los datos del informe, vestir a una niña con vestido de Organza, los accesorios básicos y la medalla, supone un gasto medio de 647€, mientras que vestir a un niño con traje de almirante, medalla y accesorios sale por unos 528€ de media.

En ambos casos, niño y niña, es posible optar por un traje o vestido de calle, con la ventaja de que se podrá seguir utilizando con posterioridad. De este modo se puede amortizar mejor esta inversión. Además, son mucho más económicos: entre 150 y 170 euros de media respectivamente. Otra de las situaciones de ahorro estriba en el alquiler del traje o pedirlo , cuando existe esa posibilidad a algún familiar o amigo, pues arreglarlo para adaptar la talla y añadirle nuevos adornos puede salirnos por unos 40€.

La mayor partida del gasto se la lleva el banquete. En este sentido, la Unión de Consumidores de Castilla y León recomienda para disminuir este gasto realizar una merienda o comida familiar, a ser posible en casa, con un número de invitados reducido.

En el caso de optar por la celebración en un restaurante, a la hora de concretar el banquete podemos encontrar todo tipo de precios. Normalmente, lo que se hace es negociar con el gerente y elegir un precio de menú. Incluso hay muchos locales en los que, por un precio determinado, ofrecen distintos tipos de menús, según los gustos de los comensales. El decantarse por un menú o por otro puede llevar a ahorrar mucho dinero. Todo dependerá de nuestras posibilidades y de la importancia que demos al banquete especialmente respecto del número de invitados.

Otro aspecto a tener en cuenta es consultar en el restaurante si existe la posibilidad de encargar un menú especial para niños. Estos menús suelen incluir platos menos elaborados que los demás, y que normalmente son preferidos por los más pequeños, como croquetas, empanadillas o calamares. Además, su precio suele ser bastante más reducido.

Lo más usual es encontrar el precio medio por cubierto sobre 40-45 euros, teniendo en cuenta que esta cantidad se incrementa en función del tipo de restaurante y también dependiendo de cada provincia, por lo que es muy importante comparar precios y la calidad exigible. (En este concepto cabe apuntar, a efectos de amortización de gasto, que cada vez se asemeja más a las bodas en cuanto a los regalos por parte de los invitados ya que se extiende la entrega de dinero en efectivo.)

Si a mayores se hacen actividades complementarias para los niños como animación de payasos o magos los precios medios también son similares al año anterior y están en los 250 euros. Los animadores infantiles particulares resultan más baratos.

No suelen faltar en las comuniones los recordatorios. El coste medio de cada uno se mantiene en 3 euros. El gasto total dependerá, por tanto, del número que se encargue la familia.

Si se realizan sólo fotos de estudio o bien si se encarga un reportaje adicional durante la celebración, que suele ser lo más habitual, en este caso el coste puede estar alrededor de los 310€ apreciándose una leve disminución respecto al año anterior, para un álbum de 40 fotos, tres ampliaciones y CD. Se recomienda concretar las características del reportaje, los elementos que lo componen (número de fotografías, tamaños, álbum, etc.) ya que suele ser un motivo habitual de reclamación.

Algunas familias incluyen además la realización de un vídeo reportaje en DVD. El coste medio se mantiene sobre los 270 €, si bien se está convirtiendo en habitual el que esta segunda opción la lleve a cabo algún familiar o amigo de la familia con lo que supone de reducción del coste.

El presupuesto, para 25 invitados, en recordatorios, y otros detalles como cajas decoradas, obsequios etc., puede alcanzar los 100 euros.

A todo esto hay que añadir el desembolso, nada desdeñable, del propio vestuario al completo de los familiares más directos del niño o niña. Es habitual que la madre, padre y hermanos estrenen traje ese día tan especial, o al menos, algún complemento importante acorde con la ceremonia. Los precios de estos varían mucho según el estilo y las necesidades de cada miembro de la familia.

En ambos casos el precio básico medio de la Primera Comunión se encuentra alrededor de los 2000 euros. Por lo que con el objetivo de que las familias que se enfrenten a este gasto de la mejor manera posible, la Unión de Consumidores de Castilla y León ofrece una serie de recomendaciones:

- Elaborar un presupuesto previo acorde con las posibilidades económicas de la familia y ceñirse a éste en la medida de lo posible, para evitar excesos y endeudamientos innecesarios.

- Introducir en el presupuesto los gastos previstos y un margen para posibles añadidos.

- No dejarse influir por los reclamos publicitarios ni por el consumismo cada vez más presente en este tipo de celebraciones y valorar la relación calidad-precio en todos los productos y servicios.

- Para ahorrar, comparar los diferentes precios y ofertas, y no realizar toda la compra en un mismo establecimiento.

- Reservar el banquete con antelación, así habrá más posibilidades de elección del establecimiento y le permitirá obtener un precio más económico. Además, debe tener siempre en cuenta la valoración calidad/precio de los menús que le ofrecen. Preguntar si existe un menú especial para niños.

- No recurrir a créditos rápidos ya que aumentarán ostensiblemente el endeudamiento familiar y conservar las facturas de todo lo desembolsado, pues son documentos necesarios en caso de posibles reclamaciones.