Unión de Consumidores de Castilla y León - UCE
¡Cada día más necesarios!

visitante nº:

martes, 19 de Octubre de 2021

Rebajas: Recomendaciones.....

 

1.-El consumidor debe evitar las compras desproporcionadas, por lo que se analizarán las necesidades, los precios de los productos y la capacidad económica para hacer frente a esos gastos. No hay que dejarse engañar por las gangas, ya que muchas veces estamos ante productos defectuosos o cuyo precio no se encuentra verdaderamente rebajado.

2.-Comprobar que el etiquetado del producto incluye el precio actual y el que ha sido rebajado por el comerciante.
3.-Comprobar que el producto rebajado no está deteriorado ni es de mala calidad. La venta en rebajas no es una venta de saldos, por lo que durante este período no se puede disminuir la calidad de los productos ofertados.
4.-El consumidor tiene derecho a pagar en metálico, o a través de tarjeta si así lo desea. Durante las rebajas los
comerciantes no se pueden negar a aceptar pagos mediante este medio, siempre y cuando permita esta utilización durante el resto del año. Tampoco se puede penalizar al consumidor con un incremento del precio final el producto por usar dicho medio de pago.
5.-Igual que para el resto del año, siempre se recomienda pedir el ticket o la factura de compra, y conservarlos durante el mayor tiempo posible, para poder reclamar llegado el caso de que los productos tengan algún defecto.
6.-En los supuestos en que el comerciante acepte devoluciones, el consumidor puede exigir que conste expresamente en el ticket o factura de compra entregada. La normativa actual no obliga a los comerciantes a aceptar devoluciones de los productos que no sean defectuosos, salvo que reconozca este derecho a través de su publicidad contenida en carteles informativos, factura, ticket, etc. Asegure su devolución.
7.-Como durante el resto del año, el consumidor que adquiere un producto duradero rebajado puede exigir el correspondiente documento de garantía sellado por el comerciante. El consumidor tiene también derecho a que el período de garantía concedido no sea inferior al ofrecido con anterioridad a las rebajas.
8.-Cuando surja un conflicto con el comerciante, pida la correspondiente hoja de reclamaciones. Todos los establecimientos comerciales de Castilla y León tienen, por Ley, la obligación de ponerlas a disposición de todos los consumidores. Si el comerciante no dispusiera de dichas hojas de reclamaciones, o se negara a entregarlas, se puede solicitar la presencia de la Policía Municipal al efecto de que levante el correspondiente atestado.
El incumplimiento de la obligación de poner a disposición del consumidor las hojas de reclamaciones, supone una infracción administrativa que podría conllevar una importante sanción para el comercio.
Una vez formalizada la hoja de Reclamaciones, recomendamos que acudan a la Oficina de Información al Consumidor de su Ayuntamiento, al organismo de consumo competente de la Junta de Castilla y León o a las Asociaciones de Consumidores y Usuarios, para efectuar la correspondiente reclamación. Si no llega a un
acuerdo amistoso con el comercio, se puede solicitar la celebración de un arbitraje de consumo, vía de solución
extrajudicial que resulta gratuita.