Unión de Consumidores de Castilla y León - UCE
¡Cada día más necesarios!

visitante nº:

lunes, 18 de Octubre de 2021

A TENER EN CUENTA EN LAS REVISIONES DE GAS----

DERECHOS E INTERESES DE LOS USUARIOS EN LAS REVISIONES DE GAS

El gas envasado, es decir las tradicionales bombonas de butano o propano, están sometidas a revisión periódica a cargo de los usuarios.

El gas canalizado está sometido a inspección a cargo de la compañía suministradora. El gas canalizado, es aquel que va por instalaciones receptoras alimentadas desde redes de distribución. Es decir, existe un único depósito al que se accede desde los distintos puntos de consumo a través de una canalización. Permite así, el suministro constante de gas evitando la necesidad de realizar un pedido previo por parte del cliente ya que su facturación se realiza mediante contador. Éste, puede ser a su vez de propano o de gas natural.

Mantenimiento de instalaciones y aparatos.

Los titulares, o en su defecto, los usuarios de las instalaciones, estarán obligados al mantenimiento y buen uso de las mismas y de los aparatos de gas a ellas acoplados, de forma que se hallen permanentemente en disposición de servicio con el nivel de seguridad adecuado. Asimismo atenderán las recomendaciones que, en orden a la seguridad, les sean comunicadas por el suministrador, el distribuidor, la empresa instaladora y el fabricante de los aparatos, mediante las normas y recomendaciones que figuran en el libro de instrucciones que acompaña al aparato de gas.

Control Periódico de las Instalaciones

Gas Canalizado

Las instalaciones receptoras de gas canalizado se someten a inspección que se realizará cada 5 años por parte de la empresa distribuidora ya sea por personal cualificado propio o ajeno aunque el coste derivado de ésta se repercute al usuario. El distribuidor deberá comunicar al usuario con una antelación mínima de 5 días hábiles, la fecha en la que tendrá lugar la visita con el fin de que se le facilite el acceso a las instalaciones. En caso de que no fuera posible efectuar la inspección por encontrarse ausente el usuario, el distribuidor notificará a aquél la fecha de una segunda visita.

Si la inspección arroja un resultado favorable se cumplimentará y entregará al usuario un certificado de inspección. Si se detectan anomalías secundarias (falta de estanqueidad por ejemplo) se cumplimentará y entregará al usuario un informe de anomalías que deberán ser corregidas por él mismo. Sin embargo, en el caso de que se detecte una anomalía principal (una fuga por ejemplo), si ésta no puede ser corregida en el mismo momento, se deberá interrumpir el suministro de gas y se precintará la parte de la instalación pertinente o el aparato afectado, según proceda.

Gas Envasado

Los titulares o, en su defecto, los usuarios actuales de las instalaciones receptoras no alimentadas desde redes de distribución, son responsables de encargar una revisión periódica de su instalación, utilizando para dicho fin los servicios de una empresa instaladora de gas autorizada.

De cara a evitar fraudes, aconsejamos al usuario que sea el mismo el que programe la revisión y pida a la empresa de gas o a la Administración competente el listado de empresas autorizadas

Esta revisión se realizará cada 5 años y si, una vez realizada, la revisión arroja un resultado favorable, la empresa instaladora expedirá un certificado acreditativo por triplicado cuyo original corresponde al usuario que deberá hacer llegar una copia a la empresa suministradora.

nota recomendaciones copiaSi al efectuar la revisión aparecieran defectos en la instalación, será responsabilidad del usuario su corrección que, en caso de tratarse de defectos principales (fuga de gas, aparato de gas con combustión no higiénica, instalaciones que precisen conductos de evacuación de humos reglamentarios, etc.) deberá ser inmediata, o de lo contrario quedará fuera de servicio la instalación afectada. Si el defecto fuera menor, deberá ser reparado en el plazo indicado en el certificado de revisión que no podrá ser superior a seis meses.